Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

El reloj ahora conocido como Rolex Daytona tomó el nombre de ‘Daytona’ a principios de los años 60, cuando Rolex se convirtió en el cronometrador oficial del Daytona Speedway en Florida. No obstante en términos de Rolex, ‘Daytona’ es el nombre globalmente aceptado del ‘Cosmograph’.

Y es que después de la Segunda Guerra Mundial, Rolex lanzó diferentes modelos de cronógrafos que en realidad son los precursores del modelo que actualmente conocemos como Rolex Daytona. Desde entonces y hasta 1962 Rolex fabricó diferentes versiones hasta que en ese año Rolex se convirtió en el cronometrador oficial del Daytona Speedway, lo que marcó el comienzo de grandes cosas para el “Cosmograph”. Cuando se lanzó el Rolex Daytona original, la palabra Cosmograph estaba grabada debajo del logotipo de Rolex.

Más tarde, en 1965, dos años después, Rolex decidió mostrar Daytona en la esfera.

A partir de ahí y en especial a partir de los años 70 el Rolex Daytona fue escalando posiciones entre los relojes de lujo.

En 1988 Rolex dio a conocer un rediseño de su reloj, el Daytona automático que con una nueva caja y un cristal de zafiro podía garantizar el funcionamiento del reloj a una profundidad de 100 m.

A partir de ahí, Rolex realizó más de 200 modificaciones al calibre base hasta que en el año 2000 lanzó su propio movimiento interno que fue clave para la nueva generación de relojes new-milenio 1165xx.


“Daytonamanía” o cómo el Rolex Daytona se convierte en uno de los relojes más deseados

Fue a partir de los relojes new-milenio 1165xx cuando comienza la locura por el Rolex Daytona y que a fecha de hoy aún continúa.

Y no podríamos hablar del Rolex Daytona sin hablar de Paul Newman. No fue hasta que el famoso actor y piloto de carreras, se puso uno que este reloj se convirtió en uno de los relojes más populares del mundo y que hasta la fecha continúa siendo así.

Tanto es así, que actualmente existen listas de espera de varios años para poder acceder a un modelo nuevo.

Y es que el Rolex Daytona es un reloj muy difícil de encontrar por varios motivos, pero el principal es su limitada producción. Al principio, este reloj no era nada popular, por lo que los números de producción eran naturalmente bajos. Sin embargo, una vez que el Daytona se hizo popular, Rolex mantuvo bajas las cifras de producción de este reloj deportivo de lujo para preservar su alta demanda. Además, dado que el Rolex Daytona usa un movimiento que es más complejo que la mayoría de los otros relojes de la marca, la producción de Rolex Daytona tiene un crecimiento “limitado” dado que el movimiento del Daytona no se comparte con ningún otro reloj.

Visto así la mejor manera de hacerse con un reloj Rolex Daytona parece ser la de optar por un modelo de segunda mano.

Rolex daytona segunda mano

 

Sin embargo, los relojes Rolex Daytona de segunda mano también son difíciles de encontrar, fundamentalmente porque comprar un Rolex Daytona de segunda mano suele ser una buena inversión y eso hace aumentar la demanda. La segunda generación de modelos Rolex Daytona, reverenciados por sus movimientos automáticos basados en Zenith, tienen un estatus de culto increíble entre los coleccionistas de hoy.

Por otro lado, las referencias más antiguas de Daytona también van muy buscadas. La primera generación de relojes Rolex Daytona son los únicos modelos verdaderos de Daytona «antiguos» que además presenta muchas pequeñas variaciones que pueden hacer que los relojes sean únicos lo que hace que la primera generación de relojes Daytona antiguos sea tan valiosa.

Aunque pueda resultar difícil no es imposible acceder a un Rolex Daytona de segunda mano.

Sin ir más lejos en Tasadores Joyeros ahora mismo disponen de varias referencias de este icónico y deseado reloj como

con precios que van desde los 23.500 hasta 62.500€ que frente a los 70.000€ aprox. que suele costar un modelo nuevo, lo que, sin duda, supone una excelente opción para lucir uno de los mejores relojes del mundo.

El reloj del mes: Rolex Daytona