Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Las joyas del futuro (y algunas del presente) ignorarán al género

Soplan nuevos vientos que están cambiando la manera de entender el mundo. Es decir, de entendernos a nosotros mismos como personas. Y estos nuevos vientos que soplan, se prevén que cambien por completo varios conceptos en cuanto al diseño de joyas. O mejor dicho, ya los están cambiando.

Ocurrió en los premios Grammy de este año: tanto dos de los hermanos Jonas, Joe y Nick, como Shawn Mendes aparecieron en la gala con un collar de perlas rodeando su cuello.

Aunque hay más ejemplos. También el año pasado el cantante, compositor y actor británico Harry Styles, acudió a la alfombra roja de los premios BRIT vestido con un taje de color ciruela, un jersey lila con las uñas pintadas a juego y otra vez, un collar de perlas colgando del cuello.

Y no es que el hecho de que los hombres lleven collares de perlas. Porque también llevan anillos, colgantes y pendientes que están diseñados, no para que los lleven hombres y mujeres, sino personas.

Y si bien, desde que el diseño de joyas se considera una disciplina como tal, han existido modelos sin género, hay algo que está cambiando y afectando al mundo de la joyería.

Y eso es el cambio de actitud a nivel mundial que se está llevando a cabo respecto al género y a las cuestiones que lo orbitan y se desprenden de él. Y este cambio actúa como un vaso comunicante que, en un primer lugar, afecta a los derechos humanos y a la identidad de género. Pero que poco a poco contagia otros sectores, como el del mundo de la moda. Y más en concreto, al mundo de la joyería. Que es justo de lo que queremos hablarte en este artículo.

Y es que si se elimina el concepto de género en el proceso de diseño, surge una nueva tendencia en el sector de la joyería. Y todo hace indicar que esta tendencia, en unos años, será la nueva normalidad.

El primer precedente de la joyería sin género

Corría el año 1999 cuando la firma Bulgari lanzó al mercado su nueva colección, un conjunto de joyas que en su momento sorprendió a propios y extraños. Hasta el momento ni esta firma ni ninguna otra había hecho nada igual. Porque se trataba de la primera remesa de esta casa que fue descrita como unisex. Se trataba de la colección B. Zero.

Es cierto, tal y como te contábamos, que la joyería unisex ha existido desde que el diseño de joyas se considera una disciplina como tal. Pero al diseñarlas se tenían en cuenta aspectos relacionados tanto con la tendencia de joyas masculina como la femenina.

Pero nunca en la historia de las joyas se había lanzado una colección que no estuviese influenciada en absoluto por el género. De ahí la importancia de la colección B. Zero de Bulgari. Porque fue la primera en abrir un camino que hasta el momento no existía.

Años después, en el 2006, la diseñadora Hannah Martin recogía el testigo de Bulgari y siguió explorando este camino.  Desde que Hanna lanzó su marca en 2006, ha estado creando joyas no específicas de género. Pero con una estética rebelde y punky. Para muchos, todo un acierto ya que esta estética se puede interpretar como un masaje trasgresor que buscaba un cambio de tendencia.

 

De vuelta a la actualidad

Aunque los precedentes de las colecciones B. Zero de Bulgari y Hanna Martin crearon las bases del diseño de joyas sin género y fueron las primeras en explorar nuevos territorios, no ha sido hasta hace poco cuando las grandes firmas y diseñadores están volcando la mayor parte de sus esfuerzos creativos en este campo.

Por ejemplo, en la semana de la Alta Costura de París, la marca de culto japonesa Comme des Garçons presentó su primera colección de joyería fina. Y para sorpresa de todos los asistentes al salón, se trataba de una colección en la que no tienen cabida las tendencias de ningún género.

Otra de las grandes firmas de joyas a nivel mundial, Gucci, también ha querido subirse al carro de los diseños de joya sin género. Y así lo ha demostrado en su nueva colección Link to Love. En ella se encarga de explorar el romanticismo contemporáneo a través de nuevos símbolos del amor. Se trata de una colección que está formada por bandas de varias anchuras, piedras preciosas y tonos de blanco, amarillo y dorado rosa.

El lema de la colección de Eva Ferhen

Sin embargo, una de las nuevas colecciones que más simboliza el momento de cambio que se vive, bien podría ser la de diseñadora Eva Fehren, de Nueva York. Y más que por las piezas que se incluyen en la colección en sí, por el mensaje que las acompaña.

Y es que Eva, acompañó el lanzamiento de su primer colección, a la que llamó  XX / XY con el lema «Para él, para ella, para ellos, para nosotros».

Se trata de un mensaje claro, directo y conciso. Pronunciado alto y claro y con una intención inclusiva, ya que viene a significar algo así como si te gusta, úsalo, independientemente de con qué género te identifiques.

Un mensaje, por otro lado, con el que gran parte de la Genereación Z se siente identificado. Y es que el futuro será de esta generación, que se caracteriza, entre otros muchos aspectos, por no tener en al género. Y eso, como te hemos contado en este artículo, está empezando a afectar al sector del diseño de la joyería.

Por todo ello, algunas joyas de hoy y la mayoría de mañana no son cuestión de género. Son y serán cuestión de estilo y de personalidad.

Las joyas del futuro (y algunas del presente) ignorarán al género