Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Cómo diferenciar joyas retro de joyas vintage

Joyas vintage o retro suelen ser dos conceptos que suelen confundirse con facilidad. Cada vez que se escucha que una joya es vintage o que un vestido es retro, siempre sugiere antigüedad. Pero, ¿de cuántos años de antigüedad estamos hablando? ¿Y si la joya o el vestido o cualquier otro objeto es de fabricación nueva pero se inspira en el pasado?

Y es que aunque retro y vintage sean conceptos que crean confusión al compararlos, cada uno tiene sus particularidades específicas. Te las contamos a continuación para que sepas diferenciar las joyas de uno u otro tipo.

Lo Vintage en la moda

¿Te has dado cuenta de que lo vintage siempre está de moda? Parece que cualquier artículo, sea del tipo que sea, simplemente por el hecho de que alguien la haya puesto esta etiqueta ya tiene un valor añadido.

Pero a pesar de todo lo que se escucha este término, hay gente que no tiene muy claro lo que es y suele confundirlo con lo retro. Pero también con las antigüedades.

El término retro es un anglicismo que identifica a todo aquello que es antiguo o clásico. Y puede abarcar cualquier tipo de artículo. Desde ropa a muebles, pasando por coches y revistas. Y por supuesto, también joyas.

Cualquiera de estos artículos será considerado como vintage si han pasado cierta cantidad de años desde que se fabricaron. Pero no lo suficiente como para que sean considerados como antigüedades.

En realidad, no existe un consenso general para establecer cuando un objeto es considerado antigüedad y cuando es considerado como vintage. Pero sí está establecido que un objeto solo podrá ser antigüedad si tiene más de 100 años. 

Y para que sean joyas vintage, ¿cuánto tiempo ha de haber pasado?

El límite de antigüedad en el que se ubica un objeto para que sea considerado como vintage es mucho menor. Generalmente cuando han pasado más de 20 años desde su fabricación es cuando se puede categorizar de esta manera. Aunque como todo, hay excepciones.

Porque, por ejemplo, la tecnología se desarrolla a un ritmo tan vertiginoso que los ordenadores de los años 80 sí pueden ser considerados como antigüedades y no como vintage.

En cualquier caso, tanto lo retro como las antigüedades son dos conceptos que tienen bastantes similitudes y que son parientes lejanos en varios aspectos. Sobre todo, porque nos remiten a la época en la que la joya o el objeto en cuestión fue fabricado.

Algo que, por ejemplo, no ocurre con los objetos que son considerados como retro.

Lo retro

Y es que lo retro no tiene por qué ser antiguo. De hecho no lo es. Es más, los objetos que son considerados como retro son de fabricación reciente. Pero eso sí, están inspirados en diseños y patrones antiguos. Es decir, todo lo retro recuerda a un estilo o moda del pasado. Porque sus diseños evocan a otras épocas.  

No son objetos de época pero irremediablemente tiene algo, ya sea más evidente o menos, que lo hace recordar a un objeto vintage o a una antigüedad. Te retrotraen al pasado pero sin dejar de situarte en el presente.

Diferencias entre las joyas vintage y las joyas retro

Una vez comprendidas las diferencias entre lo vintage y lo retro, es evidente que una joya de un tipo u otro aportará distintos toques a tu look.

Las joyas vintage, por lo general, suelen aportar una imagen bohemia, desenfadad y natural de quien las lleva. Suelen ser objetos basado en perlas de diferentes colores. Aunque en realidad cualquier tipo de material es aceptado siempre y cuando haya sobrepasado los 20 años desde que se fabricó.

Mientras que el impacto en el look de las joyas retro es muy diferente. Dan la impresión de una imagen más cuidada y planeada. Por ejemplo, unos pendientes fabricados a base de bronce pueden hacer que un look se remonte a siglos pasados. A la Antigua Grecia, por ejemplo.

En cualquier caso, ambos conceptos de joyería nunca dejan de ser tendencia. Y un buen lugar para comprarlas suelen ser las casas de empeño.

Cómo diferenciar una joya retro de una joya vintage